Difoosion, como CEO

Hace ya más de 4 meses que asumí el cargo. Desde octubre de 2015 soy el nuevo CEO de Difoosion. Antes de mí estuvo Luis Yáñez: a quien considero socio, consejero y, por encima de todo, amigo. Lo que para mí meses antes era impensable, a finales de verano se convirtió en una realidad. Difoosion necesitaba un CEO con una dedicación completa y en exclusiva. Junto con Luis yo llevaba desde el inicio, fundamos ésto, y por el camino nos encontramos con dos grandes socios: Jordi Sánchez y Daniel Murias.

Desde el primer día la gestión de Difoosion se basó en generar rutina, ir rodando las cosas hasta llegar al punto que queremos o incluso en muchas ocasiones más lejos. Pero sí es cierto que la rutina se había apoderado de nosotros en los dos últimos años, 2014 y 2015. Mi gran reto era, sin lugar a dudas, romper la rutina para poder empezar a pensar con perspectiva.

En estos cuatro meses los cambios ya son palpables, nos hemos mudado de oficina, estamos renovando nuestra página web y estamos aumentando personal fijo en la empresa. Si queremos hacer cambios, necesitamos manos para ejecutar los cambios.

A día de hoy a Difoosion la considero una "startup". Ya está aquí otro moderno, pensaréis. Pero dejadme explicar.

Quiero pensar en que una "startup" es una empresa que, independientemente de la longevidad que tenga, es capaz de crear nuevos productos y/o servicios en entornos de incertidumbre extrema. Y os preguntareis a qué circunstancias de incertidumbre extrema me refiero.

Bien, Difoosion es una empresa basada en la generación de audiencias digitales y su monetización mediante los sistemas publicitarios vigentes en cada momento. Acabo de nombrar dos de nuestras patas principales: generación de audiencias y monetización de éstas. Ninguno de los dos factores actualmente están bajo nuestro control. ¿Quién gestiona las audiencias? Google, Facebook, Twitter, etcétera. ¿Quién monetiza esas audiencias? Google, Facebook, etcétera. Nuestro papel actual es aprovechar los canales de adquisición de audiencias existentes: buscadores, redes sociales, agregadores de noticias, aplicaciones móviles, etcétera. Y las redes publicitarias.

Obviamente al margen de todo esto tenemos nuestras propias audiencias e incluso nuestros propios acuerdos comerciales para la distribución de publicidad. Pero si lo analizamos fríamente nuestra dependencia de proveedores externos es gigante.

Pero claro, este no es un problema de Difoosion, es un problema global del sector. Es un problema sistémico. ¿Qué margen tiene cualquier medio digital para vivir al margen del sistema? Uno muy bajo. Inexistente.

Por otra parte tenemos retos tecnológicos, como son los "ad blockers". Son un arma de doble filo, porque si un medio ve reducido un 30% de sus ingresos por culpa de un software de bloqueo. ¿Qué hará? Haceros esa pregunta. ¿Qué es lo que hará?

Muy fácil. Al 70% de usuarios que no bloquean anuncios les pone más publicidad, para compensar. ¿Que provocará? Que el uso de los bloqueadores aumente, por lo que la publicidad aumentará. Y al final es una pescadilla que se muerde la cola.

Al final llegaremos al punto de que solamente no bloquearán anuncios aquellos que no tengan conocimientos para hacerlo. Y una buena parte de la audiencia consumirá contenidos de forma gratuita y sin publicidad.

Obviamente no se ha llegado aquí por culpa de los bloqueadores, se ha llegado aquí por la avaricia de algunos medios y su obstaculización sistemática de los contenidos detrás de capas y capas de publicidad.

Pagan justos por pecadores.

Entonces la única solución es generar valor, principalmente por dos vías: para nuestra audiencia (ya sea con contenidos u otro tipo de productos) y para empresas, aprovechar nuestro conocimiento interno para ayudar a alcanzar los objetivos comunicativos de las empresas.

En resumen: hay mucho camino para andar y éste solo es el comienzo. Nosotros vamos a seguir centrados en crecer nuestra audiencia. Hace tan solo unos días anunciamos que en enero de 2016 nuestro crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior había sido del 100%, duplicamos tráfico, y significaba un crecimiento de más del 30% con respecto al anterior récord registrado. Pero a la par que buscamos aumentar nuestra base, vamos a buscar la forma de ser cada día un poco más útiles para los lectores.