/ VIdeojuegos

Final Fantasy X: una de las mejores historias en el mundo de los videojuegos

Si tuviera que elegir un único juego para jugar y volver a jugar hasta el fin de mis días ese sería el Final Fantasy X. Cuando me enteré de que iban a hacer el remaster en alta definición para PS Vita y PS3, ya podéis reservarlo en Amazon, sentí una gran alegría.

Final Fantasy X, fue uno de los primeros juegos en explotar los gráficos de la PlayStation 2. Llegaba dos años después de Final Fantasy IX, como última entrega para PlayStation One. Ya el FFIX había explotado todo lo posible los gráficos de la primera PlayStation y cuando se presentó un año después, en 2001, el Final Fantasy X las expectativas estaban muy altas.

Que 12 años después vayan a sacar una remasterización en HD es como un pequeño reencuentro.

En el siguiente vídeo podéis ver la diferencia de calidad entre la versión original y la nueva.

Pero lo que hace especial a este Final Fantasy, que les ha faltado en las siguientes ediciones, es una gran historia.

Un amor imposible entre dos mundos

Yuna y Tidus, protagonistas de Final Fantasy X, procedían de mundos distintos. Tidus era jugador de Blitzball, el equivalente al fútbol en este mundo, en una futurista ciudad del pasado y Yuna invocadora en la orden religiosa predominante.

La curiosidad de que el pasado sea el futuro, sumado a que los nombres de Yuna y Tidus significan en "Noche" y "Sol"; y que el destino de Yuna es morir para salvarlos a todos, convierten la de FFX una de las historias de amor prohibido más complejas del mundo de los videojuegos.

Sihn, una amenaza inmesurable

Sihn el enemigo de FFX fue caracterizado con una ballena para poder asociarla con algo gigante e indestructible. Sus apariciones conllevaban destrucción comparable con desastres naturales como los tsunamis.

Durante buena parte del tiempo temeremos a Sihn como se teme a una tormenta que sabes que no puedes evitar. Pocos enemigos veremos en algún juego tan temido como Sihn.

Un padre ausente

Lo que al principio parece anecdótico, la ausencia del padre de Tidus, a lo largo de la historia va cobrando importancia hasta puntos insospechados.

Riqueza cultural

A lo largo de la historia conoceremos diferentes razas, creencias y tradiciones. Veremos como un mundo destrozado, donde la tecnología está castigada por el azote de Sihn, se defiende con diferentes creencias.

Encontraremos una iglesia corrupta contra la que deberemos luchar mientras el mundo sufre sus propios problemas. O incluso lo complejo que es darse cuenta de que los pilrares de tus creencias se rompen en pequeños trocitos ante tus narices.

La fuerza de los eones

A pesar de lo compleja que puede ser la historia, lo minúsculo que te puedes sentir ante los problemas que debes solucionar. Verás que los eones, la invocaciones de FFX, te ayudarán a no sentirte tan pequeño y poco a poco a ir salvando las distancias con tus enemigos.

Banda sonora de cine

Una de las mejores bandas sonoras que he visto en un juego. Cada sencuencia, cada momento, está perfectamente acompañado de un tema que te hace sentir lo que sienten los personajes: miedo, desolación, bravura, etcétera.

Desarollo de los personajes

Los personajes no son planos, poco a poco a medida que van descubriendo nuevos secretos o sentimientos van cambiando hasta pasar de niños a unos adultos con una gran carga en la espalda.

A nivel de juego, le tablero de cristales nos permite ir desarrollando nuestros personajes para que cada vez sean más fuertes.

Sacrificio

Una de las constantes a lo largo del juego es el sacrificio. Veremos grandes sacrificios a lo largo de la historia, algunos pequeños y otros tan grandes como el juego.

Escenas cinematográficas

Al igual que la música las escenas de vídeo son de lo mejor del juego. Espero que el juego te permita disfrutarlas como si de una película se tratara.

Por todo esto y más razones que encontraréis jugándolo. Considero que es de las pocas obras maestras que tenemos en el mundo de los videojuegos y es que aunque espero que Final Fantasy XV esté a la altura, dudo mucho que llegue al nivel de esta obra maestra. Tanto si quieres jugarlo de nuevo como hacerlo por primera vez, el 21 de marzo sale a la venta para PS3 y PS Vita.

Yo espero disfrutarlo tanto como la primera vez.