/ Smartwatches

Los "wearables" han llegado para quedarse

Hace más de 5 años que Steve Jobs presentó el iPhone, el móvil que cambió totalmente la industria telefónica. A día de hoy el mercado está dominado por Android, que ya se estaba fraguando desde 2003. Como segunda plataforma se encuentra iOS y como tercera Windows Phone. La guerra por ser la tercera plataforma ha terminado y ahora se empieza a fraguar la de la cuarta plataforma: Ubuntu Phone, Firefox OS, Tizen... ¿Cuál será al final?

En este contexto, el uso que se le ha dado al smartphone ha sido cada vez más variado gracias a los mercados de apps. Un ejemplo muy claro son las apps que ayudan a hacer deporte, como Endomondo Sports Tracker y Nike+ Running (con más de 5 millones de descargas en Google Play) o Runtastic y RunKeeper (ambas con más de 10 millones de descargas).

Si además miramos el mercado de cuantificadores, que no es reciente, si vemos que hay un cambio de tendencia similar al de las grabadoras de audio que ha pasado a ser grabado con el móvil. Es lógico, ¿no? Llevando una CPU en el bolsillo para que llevar diferentes dispositivos electrónicos.

Aunque ha habido otros cuantificadores en formato colgante, las pulseras cada vez tienen más presencia. Las primeras han sido la Nike Fuelband, presentada en frebrero de 2012, y la Jawbone Up, lanzada en noviembre de 2011.

Además durante el pasado año, 2013, hemos visto unos cuantos "smartwatches" siendo Sony, Samsung y Pebble los pioneros.

Es normal que este año veamos que estos dos conceptos se une en un único dispositivo: Samsung Gear Fit, una pulsera con pantalla IPS táctil con gran calidad de color donde lo que más llama la atención es lo bien que responde.

Podría calificar de perfecto este dispositivo salvo por dos grandes problemas que le veo:

  • No tienes modo vertical por lo que al ver la hora tienes que forzar bastante.
  • Solo funciona con dispositivos Samsung.

De hecho el segundo problema es el mayor, ya que nunca compraré un accesorio que me ate a un dispositivo o a una marca. Es como comprar unos auriculares y que solo me sirvan para el móvil concreto que tengo. Ya lo hago con el cargador del iPhone y porque no me queda otra.

Pero vamos... aquí llega la parte importante y es que algo que llevamos encima va a pasar a conisderarse moda. Una pulsera o un reloj son elementos de diseño que pueden considerarse dentro de este ámbito. Por poner un ejemplo, un directivo de una multinacional no va a llevar nunca una pulsera de un amarillo chillón. ¿O quizás sí?

En el stand de Intel del Mobile World Congress 2014, vi un dispositivo bastante curioso: unos auriculares con pulsómetro. Eran una demo de lo que se podía hacer con la plataforma Intel Edison.

Poco a poco iremos viendo como la tecnología se va a ir integrando en los diferentes elemento de la vida cotidiana, y el smartphone será quien se encargue de darte la información. Hemos empezado con los cuantificadores, podometros, pulsómetros o incluso las lentillas de Google que miden glucosa que vimos hace un mes... pero seguro que no serán los últimos.